Freno a la movilidad y al futuro

vicenc-relats-fotoLa gran falta de inversión del Estado en Catalunya parece que ya presuponga que pronto quedará fuera de su dominio

Una institución tan neutra políticamente como la Cambra de Comerç de Barcelona presentaba el pasado mes de noviembre unos datos de inversión que hablan solos. Denunciaba que el 2015 fue el peor año desde 1997 en el grado de ejecución de la inversión del Estado en Cataluña en infraestructuras de movilidad. El gobierno español sólo ejecutó el 59% de la inversión prevista, un 13% menos que la media del conjunto de las comunidades autónomas.

 

El gobierno español sólo ejecutó el 59% de la inversión prevista, un 13% menos que la media del conjunto de las comunidades autónomas.

De entrada ya escandalizan unos índices de incumplimiento tan grandes de unas inversiones obligadas, aprobadas por ley. Con todo, la gravedad se acentúa al constatar que el incumplimiento se produce sobre un presupuesto inicial ya muy bajo, del 9,9% del total, cuando Catalunya genera el 19% del PIB -la riqueza producida- en el conjunto de España y tiene un 16% de su población.
Queda claro, pues, que aquí el Estado presupuesta menos pero incumple más. ¡Fantastico! Hasta el punto que en 2015, Cataluña sólo recibió sobre el 5% de toda la inversión en movilidad hecha por el gobierno español. Una tendencia que continuó siendo similar en 2016, con los datos del año aún no cerrados.

en 2015, Cataluña sólo recibió sobre el 5% de toda la inversión en movilidad hecha por el gobierno español.

Después de tirar millones en aeropuertos sin aviones, el Estado mantiene su apuesta malgastadora en trenes AVE de lujo y estaciones sin pasajeros. El escandaloso caso del bajador de AVE que se construirá a partir de febrero en un pueblecito aislado de Zamora de 26 vecinos –Otero de Sanabria-, con una inversión de 6,5 millones de euros, es solo una muestra. Y en el ámbito de las autopistas, ha decidido rescatar las fracasadas radiales de Madrid nacionalizándolas, lo que tendrá un coste de unos 5.500 millones de euros que los contribuyentes catalanes –rodeados de peages- también pagaremos.

bajador de AVE que se construirá a partir de febrero en un pueblecito aislado de Zamora de 26 vecinos –Otero de Sanabria-, con una inversión de 6,5 millones de euros,

…  rescatar las fracasadas radiales de Madrid nacionalizándolas, lo que tendrá un coste de unos 5.500 millones de euros

Por mucho que lo parezca, todo esto no es una broma. El Estado español se dedica a priorizar infraestructuras costosas en territorios poco poblados y con poca demanda y a hacer rescates discriminatorios, mientras deja de lado inversiones urgentes en zonas productivas como la de Cercanías de Renfe en Cataluña o el corredor mediterráneo ferroviario.

mientras deja de lado inversiones urgentes en zonas productivas como la de Cercanías de Renfe en Cataluña o el corredor mediterráneo

Es bien cierto que “la falta de inversión del Estado es un freno a la economía catalana y a las empresas que operan en Cataluña”, como argumenta el presidente de la Cambra, Miquel Valls. Y, aun así, Cataluña sigue siendo el territorio más productivo del Estado, el más exportador y que atrae más inversiones extranjeras. ¿Se trata de un milagro o del sobreesfuerzo de siempre de los catalanes para progresar con un Estado a la contra?

Cataluña sigue siendo el territorio más productivo del Estado, el más exportador y que atrae más inversiones extranjeras.

“Hechos, no palabras” (Facta, non verba), clama desde antiguo la expresión latina que invita sabiamente a no confiar en bocazas que sólo prometen. Por ello, la enésima “operación diálogo” que el gobierno español se ha sacado de la manga, queriendo tirar atrás a la sociedad catalana en la opción a favor de la independencia por la cual apuesta mayoritariamente. Pero llegan tarde y su retórica se ha hecho inaudible.

Conclusiones como las del informe de la Cambra de Comerç son tan demoledoras que uno no deja de preguntarse si es que, de hecho, el Estado español no ha decidido ya –con una manifiesta falta de vista- dejar de invertir lo más mínimo en una tierra -una nación- que sabe que muy pronto se liberará de su control. Y se va a liberar, entre otros motivos, po ese maltrato sistemático –tambien en infraestructuras- al cual el pueblo catalán ha padecido durante siglos.

…uno no deja de preguntarse si es que, de hecho, el Estado español no ha decidido ya

Vicenç Relats, periodista

Anuncis
Arxivat a Uncategorized

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

Instagram
Des del Central Park a Nova York ens saluda en Francesc. Es veu o no? Compra-li al teu fill la samarreta de l'11S i el veuràs d'un hora lluny. 
Mida nen preu especial. No tenim por.  Tot un clam.
%d bloggers like this: